Lina Bo Bardi por escrito

Sesión 5

Yo nunca quise ser joven

Reseña por Marina Canhadas

Mucho ya fue escrito sobre Lina Bo Bardi, sin embargo, resulta curioso notar que la proyección nacional e internacional de la arquitecta ítalo-brasileña se dio de manera tardía. Lina Bo Bardi recibió gran visibilidad en la conmemoración de su centenario en el 2014. Con gran originalidad, diseñaba desde la escala del objeto a la escala de la ciudad, pasando por el diseño de mobiliario, exposiciones, museografías, escenografías, diseño gráfico y hasta trabajos sobre el patrimonio. También editó revistas que contribuyeron, con una enorme mirada crítica acerca de la sociedad, a la conformación de una “vida moderna”, extremadamente sensible y comprometida con la cultura popular brasileña.

Su obra se enmarca dentro de una producción regional paradigmática de América Latina, que resultó en producciones arquitectónicas auténticas y singulares. El Museo de Arte de São Paulo (MASP), finalizado en 1968, localizado en la Avenida Paulista frente a la Mata Atlántica del Parque Trianon, fue visto como polémico en su época. Surgió años antes, en 1948, como el primer Museo de Arte Moderna de América Latina en la calle 7 de Abril, en el centro de São Paulo, donde Lina experimentó sus primeras exposiciones. El vacío (vão en la lengua portuguesa) del MASP, representa hoy uno de los lugares más simbólicos de la ciudad. John Cage, visitando São Paulo y pasando por la Avenida Paulista, saltó alguna vez del auto y gritó “¡Es la arquitectura de la libertad!”. A su vez, el Sesc Fábrica Pompeia de 1977, también conocido como “ciudadela de la libertad”, fue un proyecto en el cual la arquitecta hizo del cantero de obras su propio taller. Llevó la calle hacia adentro del edificio, reconfiguró espacialidades de la antigua fábrica y propuso nuevos volúmenes de hormigón a la vista para las cuadras deportivas conectados por puentes (arrematados por la flor de mandacaru, como detalle sutil del pasamanos, evidenciando su sensibilidad al resolver hasta los más mínimos detalles). Propuso un deck de madera sobre el Agua Preta transformando un arroyo canalizado en una playa urbana, diseñó toda la comunicación visual del conjunto arquitectónico, incluyendo los uniformes de los niños. En este proyecto, Lina propuso un nuevo programa para el Sesc – el centro de convivencia y exposiciones – incluyendo un “río” que atraviesa el interior de estos ambientes, por así decir en pocas palabras, acerca tan emblemático espacio.

Hacia el final de los 50s, Lina Bo Bardi viajó al Nordeste de Brasil haciendo contacto con una “nueva” cultura en uno de los momentos más decisivos de su producción. Dirigió el Museo de Arte Moderna de Salvador en 1959 y realizó la recuperación de un conjunto de edificios del siglo XVI, el Solar do Unhão, transformándolo en un “Centro de Documentación sobre Arte Popular y Centro de Estudios Técnicos del Nordeste”. La intervención contempló, además de la recuperación de los edificios y los azulejos holandeses del siglo XVII, una nueva escalera de madera realizada a partir del sistema de encajes, misma técnica utilizada en la construcción de los “carros de buey”. Incorporó al conjunto una plaza de uso público para abrigar diversas manifestaciones populares con vista a la Bahía de Todos los Santos. Pocos años después de su inauguración, la democracia del país fue atacada por el Golpe y el Solar do Unhão cerrado, “el agravamiento de las tensiones estructurales del país que culminó en los acontecimientos de abril de 1964, se reflejó también en las actividades culturales” (p. 130). Posteriormente en la década de 1980, Lina participó de la renovación y preservación del centro histórico de Salvador, realizando una serie de intervenciones urbanas, tanto en áreas públicas como en los caseríos existentes, buscando retomar la vida urbana local, un centro vivo para lo cual propuso proyectos como Proyecto Barroquinha (1986); Casa do Benin (1987); Casa do Olodum (1988); Ladeira da Misericórdia (1987), entre otros.

Lina Bo nació en Roma en 1914 y llegó a Brasil junto con Pietro M. Bardi en el 1946. Recibió una formación de 4 años de preparación artística-arquitectónica del Liceo Artístico, y fue la única mujer en recibir el título de arquitecta por la facultad de Arquitectura de Roma en 1940, con el trabajo final de graduación “Maternidad para Madres Solteras”. En Roma, centro de cultura clásica, recibió una formación histórico-arquitectónica, más que compositiva. Los rectores de la facultad de aquellas épocas eran Gustavo Giovannoni y Marcello Piacentini, y los alumnos pasaban gran parte del tiempo realizando ejercicios de observación de monumentos antiguos. Queriendo escapar de la nostalgia que contaminaba el ambiente y de las ruinas recuperadas por los fascistas, poco después de graduarse se mudó a Milán. Abrió su propia oficina junto con Carlo Pagani, pero el momento no era el mejor para el desarrollo de la práctica arquitectónica, así que comenzó a colaborar con revistas y periódicos de modo más intenso. Participó en diversas revistas en las cuales sus ilustraciones demostraron la absorción del racionalismo dentro de la casa, a través de los espacios y objetos, además del lugar que ocupaba la mujer en la vida doméstica. Era una oportunidad de repensar los espacios de la casa con múltiples funciones. En este contexto de fascismo italiano, las revistas fueron una forma de difusión del pensamiento moderno. En ese mismo periodo, trabajó con el arquitecto Giò Ponti en proyectos de diversas escalas y en la organización de Trienales de Artes Decorativas. Durante la Segunda Guerra Mundial asumió como vicedirectora de la revista Domus junto con Pagani, organizando una serie de publicaciones. Escribió acerca de la casa, publicó sus trabajos y desarrolló cuadernos técnicos temáticos llamados de “Quaderni di Domus”, en una especie de manuales que daban especial atención a los espacios domésticos y a los elementos que los constituyen.

“En tiempo de guerra, un año corresponde a cincuenta años”, afirmó, y comenzó a militar junto con varios intelectuales simpatizantes de la Resistencia. Su oficina fue literalmente bombardeada en 1942 y en 1945 Domus fue suspendida. En el mismo año fundó la revista “A” – Attualità, Architettura, Abitazione, Arte junto con Pagani y Bruno Zevi. Fue la primera gran revista revolucionaria sobre el debate de la reconstrucción. Los artículos combatían la censura y la dictadura. Defendían la democracia y el progreso pensado colectivamente. Lina creía en una experiencia de transformación social a través de la difusióndel conocimiento. Con el fin de la guerra viajó para registrar los resquicios de las ciudades italianas, acompañada de un fotógrafo y de un reportero. Poco después, junto al escritor-periodista y coleccionador de arte Pietro Maria Bardi, llegó a Rio de Janeiro a bordo del Almirante Jaceguay y avistó el Edificio del Ministerio de Educación y Salud (1936-1943), proyectado por Lúcio Costa y gran equipo de arquitectos y artistas, con jardines de Roberto Burle Marx; Lina vislumbró en tierras brasileñas un lugar de posibilidades.

Lina Bo Bardi nos dejó, además de importantes obras construidas, un enorme legado de obra escrita. Lina Bo Bardi por escrito, editado por Cosac Naify en 2009, y traducido al español y publicado por la Editora Alias en 2014, propone una selección criteriosa de 33 textos escritos por la arquitecta entre 1943- 1991, organizada en orden cronológica  que incluye además fotografías y piezas gráficas (dibujos e ilustraciones originales) que revelan el uso del dibujo como representación de una reflexión crítica. El libro fue organizado por las arquitectas y urbanistas, Silvana Rubino (São Paulo, 1959 -) y Marina Grinover (São Paulo, 1970 -). Ambas arquitectas contaban con experiencias previas de investigación sobre Lina Bo Bardi. Silvana Rubino escribió la introducción del libro, incluyendo los contextos históricos y culturales, investigó a Lina Bo Bardi en 2002 en su tesis de doctorado titulada Rotas da modernidade: trajetória, campo e história na atuação de Lina bo Bardi, 1947-1968, presentada al Departamento de Antropología del Instituto de Filosofía y Ciencias Humanas de la Universidad Estadual de Campinas (UNICAMP). Marina Grinover, en su investigación de maestría Uma ideia de Arquitetura: escritos de Lina Bo Bardi, presentada ante la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de São Paulo (FAU USP), en 2010.

En Lina por escrito, el lector encontrará los más diversos temas que abarcaron un periodo de casi medio siglo, incluyendo inquietudes y reflexiones sobre arte, cultura, sociedad, paisaje, objetos cotidianos, lo popular, la educación, la producción en serie, entre muchos otros. Se trata de la primera publicación que reúne los textos de Lina Bo Bardi, formando una colectánea de textos antes publicados separadamente, en los cuales es posible reconocer una amplia gama de debates a su época. Entre los temas aparecen mencionados algunos de sus interlocutores más importantes, como Glauber Rocha, Martim Gonçalves, João Filgueiras Lima, José Carlos de Figueiredo Ferraz, que nos ayudan a comprender y construir el imaginario de la arquitecta. “Nunca olvido el surrealismo del pueblo brasileño, sus invenciones, su placer en estar todos juntos, de bailar, cantar. Así, dedique mi trabajo del Pompeia, a los jóvenes, a los niños, a la tercera edad: todos juntos” (p.153).

Los escritos y las obras de Lina direccionan nuestra mirada hacia una reflexión crítica sobre la construcción de una modernidad latinoamericana, al mismo tiempo que algunos de sus temas permanecen actuales. Seguimos aprendiendo con Lina, la lectura de sus escritos se vuelve urgente y necesaria.

Compra el libro aquí.


Marina Canhadas es arquitecta, profesora e investigadora independiente. Obtuvo su maestría en Arquitectura y Urbanismo en la FAU USP (2018), en el área de Proyecto de Arquitectura: Teorías y Métodos con el título de investigación Barragán em três tempos, posgraduada en Geografía, Ciudad y ArquitecturA, Escola da Cidade (2010) y graduada en Arquitectura y Urbanismo en FAU Mackenzie (2008), São Paulo. Vivió en la Ciudad de México entre 2011-2013. Es fundadora de la oficina de arquitectura y diseño de mobiliario [entre escalas] en 2015, São Paulo. Actualmente dicta un curso libre sobre “Arquitectura Moderna en México” en diversas instituciones, y coordina el curso de Arquitectura y Urbanismo en el Centro Universitario Sant´Anna, dando clases en la misma Institución.

 

Esta entrada ha sido posible gracias al programa Apoyarte 2020 de la Secretaría de Cultura del Estado de Querétaro.

 

Otros libros

Mujeres, casas y ciudades

Más allá del umbral
Reseña por Triana E. Zepeda
La arquitectura y el urbanismo han sido abordadas desde …

Ver artículo

Otros libros

Psicogeografía: la influencia de los lugares en la mente y el corazón

Psicogeografía
Reseña por Francisco Paillie
No es común hablar de psicogeografía en los términos que …

Ver artículo